¡Han tenido que llegar las vacaciones de Semana Santa para que pueda sacar un hueco y contaros la segunda parte del último finde rural en Matarraña y Morella!

Como os contaba en el post anterior, en la última escapada visitamos pueblos con mucho encanto, como Monroyo, Valderrobles y Morella.

Para exprimir al máximo el finde rural, decidimos adelantar la vuelta y aprovechar el domingo visitando Peñíscola (todavía no lo conocía y tenía muchas ganas).

Así que el domingo por la mañana, dejamos el hotel de Morella, cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Peñíscola, un municipio situado en la costa norte de la provincia de Castellón y que pertenece a la comarca del Bajo Maestrazgo.

 

Qué ver en Peníscola


1) Casco antiguo

Peníscola tiene un casco antiguo con escaleras, calles empredradas, fachadas blancas y detalles donde predomina el color azul.

Se trata de una zona con mucho encanto, que recuerda a otros pueblos típicamente mediterráneos como Altea.

El casco se encuentra en la parte alta de la ciudad, lugar desde donde se pueden contemplar unas vistas espectaculares del Mar Mediterráneo.

La parte más alta está coronada por el Castillo del Papa Luna, del cual hablaré a continuación.

Sin ninguna duda, se trata de un casco antiguo con mucho encanto y en el cual es imprescindible un agradable paseo.

 

2) Castillo del Papa Luna

El Castillo del Papa Luna es el monumento más conocido de Peníscola y se encuentra situado en la parte más elevada de la ciudad.

Construido por los Templarios entre 1294 y 1307, Benedicto XIII de Aviñón, más conocido como Papa Luna, lo convirtió en su sede pontificia.

Oficialmente denominado Castillo Palacio de Peñíscola, fue categorizado como Histórico-Artístico en 1931.

 

3) Playa Norte y Playa Sur

La ciudad de Peñíscola cuenta con dos playas, conocidas como Playa Norte y Playa Sur, y que están divididas por el casco antiguo.

La más conocida es la Playa Norte, siendo una de las más concurridas de la Comunidad Valenciana durante los meses de verano. Cuenta con una extensión de 5,5 kilómetros.

Por otra parte, la Playa Sur se encuentra ubicada al lado del puerto pesquero. Es más pequeña (850 metros) y cuenta con un espigón que hace de sus aguas un remanso de tranquilidad.

Por último, os dejo algunas fotos chulas que me hice en Peñíscola y que quiero compartir con vosotros.

¿Conoces Peníscola? ¿Has tenido la oportunidad de conocerla? Si es así, cuéntame tu experiencia en los comentarios 🙂